Para borrar un directorio con todo lo que contenga, es decir, ficheros y directorios, escribimos el siguiente comando comando:

rm -r

Si encima no quieres que pregunte cada vez que borra un directorio, incluimos la opción -f el comando quedaría:

rm -rf

Listo es así de fácil, con esto ya hemos aprendido a borrar archivos y directorios recursivamente y sin confirmación.