Gusanos Grindal

El Enchytraeus buchholzi, es un pequeño gusano blanco que alcanza un tamaño aproximado de 1 cm… Toma su nombre de la Señora Morten Grindal, de Suecia, que al parecer fue la primera persona que consiguió aislar estos gusanos de unos cultivos de gusano blanco, (Enchytraeus albidus), algo más grande que el Grindal , dando así lugar al inicio del cultivo de estos que además toleran temperaturas mas altas, alrededor de 20º a 24º C, son la opción ideal para complementar la dieta de nuestros peces y alevines, ya que al proceder de un cultivo limpio y controlado, no son portadores de enfermedades que puedan afectar a nuestras pequeñas mascotas. Se recomienda su uso un máximo de dos o tres veces por semana, ya que no es conveniente abusar de ellos, pues tienen un alto contenido en grasas.

Para mantener los Grindal

Para mantener un cultivo de estos gusanos necesitaremos un envase de plástico tipo tupper o tarrina, a poder ser opacos, ya que estos animalitos no soportan la luz, dentro del cual pondremos turba sin abonar, previamente lavada y hervida ó pasada por el microondas, también es una buena opción la fibra de coco, yo personalmente estoy usando turba de la que venden en las tiendas de acuariofilia, vienen en bloques prensados para poner como sustrato debajo de la grava del acuario, con esta turba bien humedecida, como hemos dicho, rellenaremos el recipiente aproximadamente dos o tres centímetros por encima del fondo, procuraremos que no quede compactada sino mas bien suelta, y hay colocaremos la cepa de gusanos que previamente habremos obtenido por medio de algún amigo, otro aficionado ó comprándolo a través de Internet, ya que en las tiendas de acuariofilia es casi imposible de encontrar. Este cultivo lo podemos alimentar con escamas para peces, galletas, etc., pero lo que mejor resultado da es la comida para gatos o perros. Comenzaremos con poca cantidad de comida e iremos aumentándola conforme la necesite el cultivo, reponiendo la que se hayan comido. Si vemos hongos (como pelillos) alrededor de la comida, procederemos a retirarla y colocar nueva. La turba deberemos mantenerla húmeda, no encharcada, añadiendo agua previamente declorada con un pulverizador cuando lo necesite.

Se aconseja abrir un hueco a la tapa del recipiente para que se airee el cultivo, eso si habrá que taparlo con perlón o un trozo de media, para evitar que entren inquilinos indeseados como moscas, mosquitos ó ácaros que echarían a perder el cultivo. Yo personalmente no lo tengo hecho, porque creo que al abrir la tapa diariamente para cambiar la comida y humedecer si hace falta, se airea bastante el cultivo. Así que eso queda al gusto de cada uno.

Es aconsejable no empezar a utilizar los gusanos hasta una semana después de empezar el cultivo, para dar tiempo a estos de reproducirse, pasado un mes aproximadamente el cultivo empezará a dejar de producir, pues debido a los detritus de los gusanos el medio se acidifica mucho llegando a matar a los gusanos, lo notaremos por un fuerte olor a rancio, por eso antes de que esto pase ya habremos comenzado un nuevo cultivo con una cepa que extraeremos del viejo. Es conveniente mantener más de un cultivo a la vez, pues en caso de que perdamos alguno por cualquier causa, siempre nos quedara otro en producción.

Recolección de los Grindal

Para dar los gusanitos a nuestros peces, los podremos recolectar de diferentes formas, con un pincel humedecido, con la punta de un lápiz, con un palillo de dientes, etc., yo lo hago de la siguiente manera:

Cogemos un cristal ó metacrilato de aprox. 4 x 4 cms., lo humedemos en el acuario y lo colocamos encima de la croqueta.

ya solo nos queda coger el cristal